5 Métodos pedagógicos actuales que puedes incluir una programación didáctica

En este post os vamos a hablar de algo que os puede servir de ayuda en la parte B de una oposición de educación, al tener que generar y defender una programación didáctica. Os vamos a explicar 5 métodos pedagógicos actuales que se están poniendo en práctica en centros educativos de todo el mundo.

Pero antes de ponernos a ello queremos hacer una pequeña introducción. En ella os explicaremos la diferencia entre modelo, método y metodología en la enseñanza. Algo que es muy importante tener claro, ya que cometer un error de terminología a la hora de crear tu programación didáctica y exponerla ante el tribunal de tu oposición puede tener un impacto muy negativo.

¿Os interesa el contenido que os proponemos esta vez? ¡Esperamos que así sea! Comenzamos.

¿Qué es un modelo pedagógico? ¿Qué es un método pedagógico? ¿Y una metodología pedagógica?

Definición de modelo pedagógico

Según Flórez Ochoa, un modelo es la imagen o representación del conjunto de relaciones que definen un fenómeno, con miras a su mejor entendimiento.

Para Rafael Flórez Ochoa, los modelos pedagógicos son construcciones mentales mediante las cuales se reglamenta y normativiza el proceso educativo. Con estas construcciones mentales el docente o la docente definirá: qué se debe enseñar, a quiénes, con qué procedimientos, a qué horas, según cuál reglamento disciplinario, a los efectos de moldear ciertas cualidades y virtudes en los estudiantes.

Existen otras corrientes educativas o autores que tiene definiciones de modelo pedagógico diferentes.¿


¿Qué es una corriente educativa?

Son conjuntos homogéneos de acontecimientos de carácter educativo cuya importancia con el tiempo          aumentan, se mantienen, disminuyen o desaparecen. Aparecen como reflejo de         una corriente mucho más amplia (política, económica, social, etc.)


Fullat (1979)

Por ejemplo, Franc Morandi lo define al modelo pedagógico como: “Un modelo reúne una realidad compleja y movediza, cuya orientación intenta concebir. Por ejemplo, la Escuela Nueva agrupa una gran diversidad de prácticas conservadas o no. Es un conjunto abundante, abierto y no manejable analíticamente de comportamientos mentales conductas que entran en juego en una clase y alrededor del problema pedagógico”.

Un modelo pedagógico se caracteriza por que se articula la teoría y la práctica según el desarrollo de las finalidades educativas.

Dentro de un modelo pedagógico educativo intervienen: los contenidos, los fines, los profesores o profesoras, los alumnos y alumnas y los métodos.

Definición de método pedagógico

Como habréis deducido, los métodos pedagógicos se engloban dentro de un modelo pedagógico.

El método pedagógico no es ni más ni menos que la manera de llevar a la práctica el modelo educativo.

Un método de enseñanza es el conjunto de acciones y técnicas, que coordinadas entre sí tienen el fin de dirigir el aprendizaje del alumno hacia determinados objetivos.

A la hora de elegir un método didáctico o de enseñanza,  va a depender de la información o habilidad que se está enseñando, (no es lo mismo enseñar matemáticas que la asignatura de inglés de secundaria) y también se puede ver afectado por el contenido de aprendizaje y el nivel de los estudiantes.

Existen varios métodos pedagógicos actuales pero estos los veremos en detalle un poco más adelante.

Definición de metodología en educación

la metodología didáctica es la concreción del método en un contexto determinado, teniendo e cuenta diversos factores (la materia de la que se trate, los recursos, la edad de los alumnos,…). Se trata del conjunto de estrategias, procedimientos y acciones organizadas y planificadas por el profesorado, de manera consciente y reflexiva, con la finalidad de posibilitar el aprendizaje del alumnado y el logro de los objetivos planteados.

Algunas de las metodologías educativas más actuales son:

  • La Flipped Classroom o Aula Invertida.
  • El aprendizaje basado en proyectos.
  • La gamificación.
  • El aprendizaje cooperativo.
  • El aprendizaje basado en problemas.
  • El aprendizaje basado en competencias.
  • El aprendizaje Basado en el Pensamiento.

Ahora que ya tenemos estos 3 conceptos claros vamos a hablaros un poco de varios métodos pedagógicos actuales que podéis valorar incluir en vuestras programaciones didácticas.

______________________________________________________________________________________________________________________________________

Otros artículos de nuestro blog (haz clic sobre ellos para visitarlos):

📌 9 consejos a la hora de defender tu programación didáctica

📌 Cómo estudiar mejor con el método Pomodoro

____________________________________________________________________________________________________________________

5 métodos pedagógicos actuales

Seguro que conocerás algún que otro método pedagógico actual o no tan actual: el método Reggio, el Montessori, etc.

5 Métodos pedagógicos actuales: el método Montessori

Antes de hablaros de cada uno de ellos empezaremos explicando algo esencial:

– Todas comparten entre sí el objetivo de motivar al alumno al aprendizaje.

– El no centrarse (o cerrarse a) materias tradicionales si no en proyectos.

– La falta de exámenes y notas como evaluación de su éxito.

Pero, como veréis a continuación, difieren (y mucho) en la manera de llegar a este.

Método Montessori

Uno de los métodos pedagógicos actuales es el Montessori (que seguro muchos de vosotros y vosotras ya conoceréis). Está orientado a las respuestas científicas y matemáticas, se basa en situar al alumno como centro alrededor del que orbita un profesor que le sirve de guía en la llamada “carrera educativa”. Así, disponen distintas propuestas educativas entre las que el niño debe escoger la que quiera y trabajarla.

Un ejemplo de ello sería un puzle con distintas formas, que ayudan al niño a desarrollar la lógica y la identificación de formas, además del pensamiento creativo o el típico juego de las tarjetas con nombres y con dibujos que se relacionan entre sí.

Los cursos que utilizan este método se dividen en clases de un intervalo de edad de tres años. Así, niños de 6 años conviven con los de 3, ayudándolos, mientras que los pequeños se sirven de ellos imitándolos.

Todo esto ayuda a que el alumno se mantenga motivado, al desarrollar conocimiento en aquello que le suscita interés, además de un espíritu crítico que tiene tanto que ver con su propia experiencia como con la de los demás. El profesor, como ya dijimos antes, guía, pero nunca juzga ni cuantifica lo que está haciendo el alumno.

Como en cada método pedagógico alternativo, tiene sus defensores y sus detractores.

Los defensores del método Montessori lo consideran un modo muy efectivo de producir líderes, individuos que han desarrollado desde bien pequeños autonomía, capacidad crítica, concentración y capacidad de resolución de problemas de forma creativa.

Los detractores del método Montessori acusan a este método pedagógico de fomentar una excesiva individualidad y falta de colaboración entre los alumnos.

Método Waldorf

Se podría hablar de la metodología docente opuesta a Montessori. Mientras la primera era más científica e individualista, esta es innegablemente creativa, y se basa en el grupo.

Podríamos definir al sistema Waldorf como el aprendizaje mediante el juego, desarrollando así la imaginación, la empatía, la creatividad y la vitalidad, el juego libre y con gran carga simbólica forma parte esencial en la educación del niño, sobre todo en una primera fase que comprendería hasta los siete años.

Las estancias en las que se llevarán a cabo estas clases suelen favorecer esta creatividad, con aulas coloridas, huertos para cuidar, sofás, etc.

Si bien estas medidas parecen muy positivas, también tienen su contrapartida menos popular, difiriendo de lo propuesto por Montessori, y es que los niños no aprenden a leer, escribir o hacer sumas hasta pasada esta primera fase de los siete años, ya que hasta este momento se han dedicado a las bellas artes, el movimiento, la música, etc. Además, se trabaja de una forma mucho más grupal, eligiendo los proyectos no individualmente, si no en consenso.

Es importante explicar cómo funcionan los grupos dentro de este método educativo, y es que sus integrantes no son forzados a mantener un nivel homogéneo, cada uno va aprendiendo los conocimientos cuando está preparado.

La labor del maestro es la de observar a sus alumnos, ver sus cualidades y en función de esto enseñarles y potenciar aquello que necesiten, en el momento oportuno.

Método Reggio Emilia

Este método educativo actual está centrado en los intereses de los alumnos. Las clases se centran en proyectos y en el autodescubrimiento. Así, el profesor no es sinónimo de Google ni de una enciclopedia, no es el libro de las respuestas, si no el principal motivador de sus alumnos en encontrarlas, documentando además su evolución a lo largo del curso.

Este método alternativo de educación se basa en grabar en vídeo y sacar fotos a los alumnos durante la ejecución de sus proyectos y la búsqueda de sus inquietudes, para posteriormente mostrarles su evolución, mejoría y el enorme potencial que tienen en base a esta.

El método forma a alumnos capaces de valerse por sí mismos, con una gran inquietud por resolver los problemas que se le presentan, y aún más importante, con una gran querencia por la cooperación y la colaboración, que se acostumbran a trabajar en equipo para analizar y resolver situaciones.

El docente no se encuentra, como en la educación tradicional, en una posición superior al alumno, al no ser considerado como la fuente de todas las respuestas, sino que está a la misma altura, y si bien conoce estas cuestiones, su labor es la de guiar y aprender de sus alumnos, con un conocimiento más enfocado a la experimentación.

Al igual que en método Montessori, el espacio de las clases debe estar muy cuidado, ser acogedor e incluso ayude en la motivación de los alumnos, llegando a tener una importancia cuasi filosófica, pues se considera un maestro más, al favorecer su uso a unas mejores relaciones, comunicaciones y encuentros.

Método Pikler

La llamada educación Pikleriana está muy enfocada a bebés, que aún no caminan, las aulas en las que se desarrolla esta forma pedagógica tienen cajones, tarimas, escaleras pequeñas… todo aquello que sea susceptible de escalar, apoyarse y, en definitiva, ayudar en el desarrollo de la motricidad del pequeño.

Estos deben estar acostados y boca arriba sobre el suelo. Se intenta fomentar un movimiento libre del niño, por lo que está prohibido todo aquello que pueda facilitarles la tarea, como almohadas, cojines, colchonetas…

La idea que subyace a todas estas actuaciones, y que da forma a este método pedagógico alternativo, es que el desarrollo motor es espontáneo, y por tanto no debe ser ayudado, si no animado. Así, con las condiciones adecuadas, los niños llegarán por sí mismos a su desarrollo motor adecuado.

La figura del docente o cuidador/a no es la de guiar y servir de modelo a sus alumnos, si no que observa y estimula a sus alumnos, respetando los distintos ritmos que estos pueden tener. Así, la paciencia, la calma y la comprensión serán requisitos imprescindibles para poder participar de este tipo de enseñanza. Y aún más importante que todo esto será la autodisciplina a la hora de querer intervenir en los movimientos de sus alumnos, que debe ser evitada.

En definitiva, se busca con el método Pikler unos alumnos libres y enormemente activos, que desarrollen una actitud positiva, autónoma y positiva frente al desafío que supone el enfrentarse a actuaciones que no dominan.

El método Aucouturier

La idea es similar a la que da lugar al método pedagógico Pikler; el movimiento como base. Pero en este caso se busca la expresividad del alumno, la motricidad es entendida como una forma de que el niño se exprese y aprenda.

Así, el juego basado en el movimiento, las colchonetas, los arcos, las espalderas, las rampas… todo este tipo de objetos, que en mayor o menor medida integran las aulas de cualquier escuela infantil, tienen como objetivo que el niño, mediante el experimento, el juego y la libertad, aprenda.

¿En qué idea se basa este método de enseñanza? Busca la autoconsciencia del niño, de su propio cuerpo como una herramienta a partir de la cual puede llegar a construir su identidad estimulando, mediante este tipo de juego, una serie de procesos que abren la comunicación, la expresión, la simbolización, etc.

Aucouturier es comúnmente compaginado con otros métodos de enseñanza, por lo que es habitual encontrarnos con espacios Aucouturier en aulas Montessori, Waldorf o Reggio Emilia.

El método Doman, los bits de inteligencia.

El método de enseñanza Doman, basado en los estudios del doctor Glenn Doman en los años 60, se enmarca en la siguiente teoría: la plasticidad neuronal del ser humano durante sus primeros años de vida es máxima, se producen todas las conexiones neuronales, por lo que con la estimulación adecuada, y a esta temprana edad, se podrán aprovechar al máximo las capacidades naturales y espontáneas del aprendizaje.

Doman sostiene que es a edades tempranas cuando las neuronas son más susceptibles al aprendizaje

A estos estímulos les llama bits de inteligencia, y deben cumplir una serie de características para favorecer este aprendizaje:

  • Ser novedosos. Si el niño ya conoce el objeto del estímulo, este no es un bit de inteligencia. Debe ser algo totalmente desconocido para él.
  • Mostrar un único dato, simple y concreto. Que el niño no pueda confundirse con conceptos demasiado complejos.
  • Que capte su atención. La intensidad del estímulo debe ser superior a sus umbrales de percepción.

Identificados ya los estímulos que componen un bit de inteligencia, nos queda por saber cómo trabajar con ellos.

Podemos hacernos una idea si analizamos los sujetos a los que van dirigidos estos estímulos, los niños. Se distraen, desaniman y cansan rápido, sobre todo si lo que están recibiendo no les parece divertido, por lo que aquí hay que hilar muy fino. Una correcta sesión Doman necesita de:

  1. Eliminar toda distracción posible.
  2. Proporcionar un ambiente lúdico.
  3. Anunciar inequívocamente la categoría y los bits, uno a uno.
  4. Dejar “reposar” los bits en la cabeza de los niños. Esperar unos momentos entre uno y otro.
  5. Acabar la sesión alabando a los niños, reforzando además su conducta y actividad.
  6. Programar la repetición de la sesión durante los días siguientes, aumentando además el número de bits objeto de la misma.

Y hasta aquí nuestro resumen de los 5 métodos pedagógicos actuales que puedes aplicar como educador. ¿Añadirás alguno de ellos en tu programación didáctica? ¿Te han parecido interesantes?

Esperamos que este post te haya servido para saber alguna cosa más. Intentaremos profundizar en estos y otros métodos de enseñanza en futuros artículos en nuestro blog, así que estad atentos/as.

Si quieres estar al día de consejos, actualidad y diversión puedes seguirnos en nuestro perfil de Facebook.

¡Ah! No te olvides de dejar tu valoración en forma de estrella y compartir este post en redes sociales (si te ha sido de utilidad, claro ).