Desde pequenos pasamos un mal grolo cada vez que nos tocaba unha exposición oral. Nunca máis!

Cómo mejorar vuestras presentaciones orales

Para aquel que no lo sepa (si es que hay alguien que esté inmerso en el estudio de una oposición y no lo sabe), las oposiciones a educación están formadas por dos partes; una primera prueba de conocimientos, formada por una parte escrita y una práctica, y una segunda en la que se comprobará la aptitud pedagógica y las maneras técnicas del opositor, a fin de determinar si está preparado para dar clases.

Esta segunda parte incluye la redacción de una programación didáctica y la posterior defensa oral de una parte de esta. Es fácil inferir que no nos valdrá simplemente -como si esto fuese sencillo…- con haberla desarrollado con éxito y sabérsela de memoria… hay que manejar la presión y saber presentarla, explicarla y defenderla frente a un exigente jurado. Huelga decir que esta presentación es más importante que la redacción, por lo que debemos dominarla -y dominarnos- a la perfección.

Y es aquí, sabiendo de la necesidad y la dificultad de realizar una buena presentación oral cuando la presión es insoportable y el duro y exhaustivo trabajo de mucho tiempo está en juego en unos breves minutos, donde se enmarca el presente artículo, con una serie de consejos que seguro os ayudarán a ir más tranquilos a vuestra exposición. ¡Allá vamos!

Desde pequeños pasamos un mal trago cada vez que nos tocaba una exposición oral. ¡Nunca más!

Consejos para arrasar con nuestra presentación oral

Preparar, ensayar, repetir

Tanto si sois expertos comunicadores, como si la simple idea de hablar el público os causa pavor, debéis prepararos la presentación hasta que os salga de carrerilla… y parezca natural. Elaborad esquemas, ensayad frente al espejo, y muy importante, grabaos cuando creáis que ya lo tenéis controlado. Esto os ayudará a pulir esos últimos fallos y a crear esa falsa naturalidad que impresionará a vuestros oyentes.

También debéis prepararos para vuestra audiencia. Conocerla, y sobre todo conocer qué es lo que os pueden preguntar, dónde incidir más, qué tipo de lenguaje utilizar, pueden marcar una gran diferencia, al conseguir conectar con ellos. Piensa en cuáles pueden ser sus intereses, qué es lo que buscan en una buena presentación oral…y dáselo.

Entrena el contacto visual

Sí, una presentación cuesta, y sobre todo cuando en ella intervienen los nervios, la presión y la complicada sensación de sentirse observado, pero pensad en una cosa: ¿si fuese para una sola persona, sería menos complicado? Por supuesto que sí. Y eso lo obtenemos con el contacto visual. Miremos a los ojos a aquellos que nos escuchan, variando entre nuestros objetivos para que todos sientan que son los destinatarios del mensaje, consiguiendo así una presentación mucho más personal y cercana, y convirtiendo un potencial motivo de nerviosismo más en un argumento a nuestro favor. Creednos, dejar de considerar a nuestra audiencia como un todo abstracto y amenazador es fundamental, para lo bueno (mejorará enormemente la impresión que tengan de nuestra comparecencia) y para lo malo (evitará que los nervios nos jueguen una mala pasada).

Cuida el lenguaje corporal

Los gestos, la postura, el tono de voz… son imprescindibles para comunicar bien. Se estima que más de un 90% de lo que expresamos se deben a esos tres aspectos. Se podría llegar a decir que es más importante el cómo decir algo que lo que se dice… aunque no sea para nada cierto en una presentación oral de estas características. Pero no por ello debemos dejar de considerar ambas partes como un conjunto indivisible, y por tanto cuidarlo al milímetro. Así que ya sabéis, espalda erguida, cabeza levantada, sonrisas cuidadamente escogidas y conciencia en todo momento de qué están haciendo nuestras manos. Parece complicado, pero si lo incorporáis a vuestros ensayos frente al espejo os irá resultando cada vez más natural.

Existe un truco para aquellos que, por mucho que lo intenten, no sean capaces de controlar sus manos; tenerlas ocupadas. Agarrar un bolígrafo, o un lápiz (los bolis con pulsador siempre parecen desafiarnos a pulsarlos infinitas veces cuando nos ponemos nerviosos) pueden ayudarnos en esta tarea.

No te agobies si cometes algún error

Una equivocación, o incluso el trabarse en medio de la presentación oral no empaña, de ninguna manera, el discurso. Es más, es algo totalmente esperable, dadas las circunstancias, y de ello son conscientes los miembros del tribunal.

Es importante que seáis conscientes de esto, ya que el peligro que tiene es que os pongáis más nerviosos y entréis en una situación de pánico de la que no sepáis salir, y se os venga todo encima. Os pondremos un ejemplo y seguro que lo entenderéis mejor: os estáis examinando del carné de conducir, y el coche se os cala. El examinador ni lo tendrá en cuenta, pero si no sois capaces de controlarlo, podéis empezar a meter la pata en serio. Una sonrisa, dos segundos de calma para coger aire, y a seguir.

Gestionar el nerviosismo es una de las claves del éxito de toda exposición oral

Las pausas, muy importantes

Este consejo está estrechamente relacionado con el resto. Como ya dijimos antes, está claro que tenéis que memorizar lo que vais a decir, pero no puede notarse. Las pausas en el discurso son las mejores amigas de la naturalidad, y por ello debemos saber bien dónde y cómo hacerlas. Además, ayudan a que la audiencia nos siga mejor, nos aporta un feedback acerca de lo que acabamos de decir (en esa pausa podemos echar un vistazo a su reacción), y nos ayuda a ordenar los conceptos que vamos a exponer a continuación, limitando los posibles errores antes mencionados. Importantísimo.

No te olvides de que, en el fondo, estás contando una historia.

Y se lo estás contando a alguien que va a oír unas cuantas en un breve período de tiempo. Sé original, arriésgate con la estructura de tu programación (siempre dentro de unos límites, y sin que su calidad o coherencia se vean afectadas), e identifica al menos dos o tres momentos para ser un puntito más informal (la naturalidad, ya sabéis). Y, si vas a subrayar esa idea sobre la que has articulado toda la programación, que sea con distintos argumentos, ejemplificaciones y palabras. Tienes que tener claro que estás hablando para personas, con una capacidad de atención y valoración que pueden llegar a verse limitadas si lo que están oyendo les es ajeno, repetitivo o “más de lo mismo”.

Así que ya sabéis, no os pongáis nerviosos, preparadla hasta que os la sepáis de memoria, ensayadla hasta que parezca una conversación natural y vuestra presencia y gestos sean los adecuados, y entended y seducid a esa audiencia a la que os enfrentáis. ¿Sencillo, verdad? Pues para ayudaros a todo esto, con la experiencia que nos da el conocer a los tribunales, el haber tenido que pasar por ello y el haber ayudado a numerosos futuros profesores a hacerlo, nos ponemos a vuestra disposición, para la preparación de las siguientes especialidades de oposiciones de educación. ¡Os esperamos!

Niños con altas capacidades intelectuales dibujando

¿Es adecuada la educación recibida por los niños con altas capacidades?

¿Tú hijo es superdotado? ¿O piensas que puede tener altas capacidades pero aún no lo sabes con certeza? Un niño con altas capacidades intelectuales, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), es aquel que tiene un coeficiente igual o superior a 130.

Los niños con una elevada capacidad intelectual poseen una determinada aptitud en la que sobresalen por encima de los demás, conocido como talento simple, o talento complejo que consiste en destacar en un conjunto de aptitudes.

¿Cuáles son las primeras señales que muestra un niño con alta capacidad?

Por norma general puede que el niño comience a hablar antes de cumplir los dos años de edad o a escribir antes que cualquiera de sus compañeros de escuela. Aunque este puede ser un síntoma, no quiere decir que todas los niños que hablen antes de los dos años o aprendan a escribir a una edad muy temprana sean superdotados.

Es frecuente que a estos niños se les diagnostique déficit de atención e hiperactividad de forme errónea. Ya que puede que se aburran en clase debido a la falta de motivación.

Además los niños con altas capacidades pueden presentar estos otro síntomas:

  • Gozar de una memoria increíble.
  • Preocupación por temas muy complejos para su temprana edad.
  • Poseen un lenguaje amplio.
  • Son autocríticos.
  • Se suelen distraer con facilidad.

Niños con altas capacidades intelectuales dibujando

¿Cómo se encuentra el sector educativo con respecto a los niños superdotados?

Según el estudio de altas capacidades llevado a cabo por el Ministerio de Educación en España existen 23.745 estudiantes con altas capacidades. Este número es inferior al número que por estadística debería de haber, unos 200.000.

Este dato plasma el problema existente con respecto a los niños con elevadas capacidades intelectuales. No se les está prestando la suficiente atención educativa, ya que en la mayoría de los casos no se detecta que un niño es superdotado.

La Asociación Española para Superdotados y con Talento (AEST) determinó en uno de sus estudios que el 70% de las solicitudes recibidas a lo largo del año 2017 han sido como consecuencia de este problema. Además ha habido un cambio de tendencia en las consultas ya que el acoso escolar ha dejado de ser el motivo prioritario de consulta.

El total de solicitudes recibidas por la AEST ha sido de 10.000, de esta cifra 4.00 han sido consultas sobre alumnos con altas capacidades no atendidas en los centros educativos y 3.000 estudiantes que han sido diagnosticados por psicólogos privados.

Evitar el estrés para preparar unas oposiciones de educación

¿Cómo evitar el estrés para preparar unas oposiciones de educación?

El estrés puede llegar a ser uno de los grandes enemigos a la hora de preparar unas oposiciones. Pero si sabemos gestionarlo puede incluso llegar a favorecernos ya que en pequeña medida nos mantiene atentos y motivados para conseguir el objetivo que nos proponemos.

No te descentres de tu objetivo

Preparar unas oposiciones conlleva estar un gran número de meses sentado delante de un libro y son muchos los días en los que podemos pararnos a pensar que no vamos a ser capaces de llegar a nuestra meta o que el tiempo que tenemos para lograrla no es suficiente.

Por ello, es importante que el estrés no nos lleve a caer en estos pensamientos y sigamos dedicándonos  a estudiar con motivación y perseverancia.

Establece objetivos alcanzables

Elabora un calendario con un pequeño margen de tiempo. Siempre pueden surgir imprevistos.

Es importante cumplir los plazos establecidos en tu calendario. Pero si un día no llegas a estudiar todo lo que tenías planeado no te desanimes y sigue adelante. Cálmate, porque un día no estudies todo lo que querías no es motivo para estresarte. Llénate de ánimo y sigue adelante, esto es una carrera de fondo no de velocidad.

Además resulta de vital importancia establecer plazos de estudio coherentes, no trates de estudiar muchos temas durante un día porque no lo vas a conseguir. Es importante utilizar el sentido común.

Evitar el estrés para preparar unas oposiciones de educación

Cuídate para poder estudiar al máximo

Para poder estudiar a pleno rendimiento es necesario que cuides tu cuerpo.

Duerme 8 horas diarias. Tú cerebro necesita descansar para poder retener bien todos los temas que tienes que estudiar.

Realiza un par de pequeños descansos durante tus jornadas de estudio. Desconectar 10 minutos de vez en cuando es necesario para que tu mente no se sature.

Practica un poco de ejercicio físico una vez que haya terminado tu jornada de estudio. Vete a correr, práctica un deporte con tus amigos. Es necesario que desconectes para empezar el día siguiente con las mismas ganas que el día anterior. Hay personas que prefieren realizar actividades como meditación o yoga.

El ejercicio físico es un buen método para ecombatir el estrés.

Además de todo esto, debes mantener una alimentación equilibrada para que tu cuerpo funcione en óptimas condiciones.

Más consejos para evitar el estrés

No tomes sustancias como la cafeína y la teína ya que pueden conseguir que te pongas nervioso o que no seas capaz de dormir por las noches, favoreciendo la aparición del estrés.

No dejes todo para el final. Como dijimos anteriormente trata de dejar un margen de maniobra por si te surgen imprevistos.

Recuerda que los últimos días previos a un examen son para repasar no para estudiar. Estudiar los últimos días del examen puede hacer incrementar el estrés y hacer que no recuerdes nada de lo que estudiaste durante este período.

Ante todo no te desanimes y sigue estudiando día a día. Con esfuerzo y sacrificio siempre se acaban consiguiendo los objetivos. Si tienes cualquier duda con respecto a la oposiciones de educación no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Volver al estudio con tus oposiciones de educación

Cómo volver al estudio con tus oposiciones de educación tras un pequeño descanso

¿Este verano te has tomado un pequeño descanso con el estudio? No te preocupes, te vamos a dar una serie de consejos para volver al estudio con tus oposiciones de educación sin sufrir ningún tipo de depresión.

Antes de nada, orden.

El primer día dedícate a ordenar bien tus apuntes. Puede que antes de las vacaciones quedasen todos esparcidos por la sala de estudio y ahora no te aclares con respecto a dónde te quedaste estudiando. Por ello, tómate este día para planificar los temas que te quedan por estudiar y lo que tienes que repasar.

Retoma los hábitos alimenticios saludables.

Como la mayoría de personas es probable que durante el parón cambiases la forma de alimentarte debido a las comidas y cenas con los amigos. La alimentación juega un papel importante a la hora de rendir en el estudio. Por lo tanto, retoma tus hábitos saludables para optimizar tus horas de estudio.

Vuelve a la actividad física.

El deporte también es importante para que puedas estudiar en condiciones. No solo ayuda a mantenerte bien físicamente si no también mentalmente. Hacer un poco de deporte después de estudiar ayuda a desconectar y a combatir el estrés.

En vacaciones puede que abandonases este hábito, pero no te preocupes. Comienza desde el día 1 progresivamente y ya verás qué bien te viene para ayudarte a conseguir tus objetivos.

Volver al estudio con tus oposiciones de educación

Descansa bien.

Duerme las horas necesarias para que tu cabeza esté a pleno rendimiento al día siguiente para estudiar. Trata de volver a los horarios normales de sueño un par de días antes de volver de las vacaciones para no desvelarte el primer día de estudio.

Comienza a estudiar progresivamente.

No trates de estudiar desde el primer día el máximo número de horas. Vete incrementando el número de horas poco a poco para que sea más llevadero.

Sobre todo mucho ánimo

Piensa que cada día que estudies es un día menos que te queda para conseguir tu objetivo. Has recargado las pilas con unos días de descanso, así que ahora tienes más fuerza que nunca para seguir adelante ¡Échale ganas y estudia mucho!

conciliación laboral en educación

La Xunta fomenta la conciliación en educación

La Xunta de Galicia ha decidido incluir a profesores interinos y sustitutos en el programa Concilia que favorece la conciliación laboral y familiar de los docentes.

Hasta este año únicamente podían solicitar el cambio de centro para uno más cerca a su lugar de residencia aquellos profesores que tenían plaza de funcionario. Esto cambia a partir de ahora, desde que se abrió el plazo de solicitud más de 1.500 sustitutos e interinos han solicitado la conciliación.

A día de hoy son ya 1.354 las peticiones de interinos y sustitutos que ya han sido aprobadas, esto supone un 60% del total de solicitudes en las que también se incluyen los profesores que son funcionarios.

En cuanto a la demanda de la conciliación en educación, de más de 2.000 solicitudes aprobadas, 686 corresponden a personal de educación primaria y 1.360 a docentes de secundaria.

Uno de los requisitos para la conciliación en educación, la edad de los hijos

Si el profesor que solicita la comisión de conciliación tiene un hijo solo, la edad no debe superar los 4 años. En el caso de que sean 2 los hijos, la edad tiene que ser inferior a 6 años. Para familias con tres hijos, no pueden superar los 12 años de edad.

Para familias monoparentales con un solo hijo, su edad máxima es de 6 años. Con dos hijos la edad no puede superar los 8 años. Si son tres los hijos estos tienen que tener menos de 14 años de edad.

El lugar de trabajo actual tiene que estar en un radio superior a 60 km de distancia de su lugar de residencia. Los colegios que tendrán prioridad a la hora de realizar la conciliación estarán en un radio de 20 km desde el lugar donde viva el docente.

 

conciliación laboral en educación

 

En caso de empate, la antigüedad de los profesores cuenta

Lo primero que se valora es el número de hijos. En casos de empate, se valora primero si existe un único progenitor o dos y después la antigüedad de la persona como funcionario, en el centro y la puntuación de las oposiciones de educación.

Los motivos de salud tienen prioridad

Las comisiones de conciliación por motivos de salud tienen prioridad sobre otros motivos. Esto es posible si el docente, su cónyuge o un familiar de primer grado de cosanguinidad alega algún problema de salud y no existe una posibilidad de tratamiento adecuado en la localidad donde está desempeñando la actividad profesional.

En conclusión, este programa añade más calidad de vida a los docentes ya que mejora su conciliación laboral. Si quieres saber más sobre la conciliación de opositores de educación contacta con nosotros.

preparar-oposiciones-educacion

Cómo preparar unas oposiciones de educación

preparar-oposiciones-educacion

Para estudiar unas oposiciones de educación deberás meditarlo anteriormente para tener claro que realmente es lo quieres hacer. Porque unas oposiciones conllevan mucho esfuerzo y sacrificio para poder pasar todas las pruebas necesarias. Nosotros somos expertos en preparar oposiciones de educación en Galicia. Tanto para primaria e infantil como para secundaria. Así que si tienes cualquier duda o quieres que te informemos, no lo dudes, consúltanos sin compromiso.

Infórmate sobre la convocatoria de oposiciones de educación en Galicia

Lo primero es consultar en el Boletin Oficial del Estado o Boletin Oficial de tu Comunidad Autónoma, en este caso Galicia. Cuando van a tener lugar las oposiciones de educación, el tipo de pruebas que se van a realizar, cuantas pruebas se realizarán, requisitos para poder presentarse a la oposición, etc.

Esto es vital ya que si, por ejemplo, no cumples los requisitos mínimos para presentarte puedes descartar esta oposición.

Valora la dificultad de sacar una plaza como profesor

Hay que tener en cuenta una serie de variables que pueden hacer que te eches atrás, son las siguientes:

  • Plazas existentes por cada persona que se presente a las oposiciones. Cuanto mayor sea la competencia por sacar una plaza, más difícil resultará la oposición. Porque la nota será mayor.
  • Mirar cuales son los criterios de puntuación, puesto que te pueden dar puntos extra para sacar la plaza.
  • Tiempo que necesitas para llevar la oposición bien preparada. Planifica adecuadamente el tiempo que necesitarás para poder aprobar la oposición y deja un pequeño margen para no ir apurado a última hora.
  • ¿Qué tipo de puesto vas a desempeñar? Asegúrate de que el puesto al que vas a optar te resulta interesante y es lo que quieres hacer el resto de tu vida porque te costará mucho tiempo, dinero y esfuerzo llegar a él.
  • Tipo de pruebas y temas. Tienes que informarte sobre cuantos exámenes tienes que realizar y el tipo de examen que es.

¿Cómo vas a estudiar la oposición de educación?

Si piensas preparar la oposiciones por tu cuenta, te resultará bastante complicado. En primer lugar, tendrás que buscar o comprar los apuntes adecuados para estudiar las oposiciones. Además de ejercicios para realizar prácticas y exámenes para habituarte a la forma de evaluación a la que te enfrentarás.

La mejor opción es ponerte en manos de unos preparadores de oposiciones de educación profesionales que te guiarán durante todo el camino de preparación de la oposición hasta que finalmente consigas tu objetivo.

profesor-clase

Planifica y organiza tu estudio

No te pongas a estudiar antes de elaborar un calendario de estudio. Es importante planificar lo que vas a estudiar cada día y establecer unas pautas de descanso. Trata de realizar descansos de vez en cuando, porque si no los haces te saturarás demasiado rápido.

El lugar donde estudies debe ser adecuado , con luz natural y una temperatura media (agradable para estudiar). Procura tener bien organizada la mesa para no perder tiempo buscando los apuntes.

Define tu técnica de estudio. Hay personas que prefieren memorizar directamente. Otras hacen primero un resumen porque les ayuda a retener conocimientos. Hazlo como tu prefieras, encuentra tu estilo.

Ponte a estudiar las oposiciones

Una vez tengas listo todo lo mencionado anteriormente, ponte manos a la obra. Comienza a estudiar con motivación. Habrá días en los que no tengas muchas ganas de estudiar pero trata de buscar siempre una motivación que te ayude a seguir adelante. Recuerda que es lo que escogiste hacer por algo, porque realmente quieres llegar a pasar las oposiciones.

¡Mucho ánimo!

Si necesitas cualquier ayuda o asesoramiento ponte en contacto con nosotros. Como especialistas en preparar oposiciones de educación, estarás en las mejores manos para que te aconsejemos.

 

 

 

 

consejos para estudiar y aprobar unas oposiciones

Seis consejos que te ayudarán a aprobar unas oposiciones

Siendo realistas, preparar unas oposiciones, no empieza por estudiar, supone una inversión de tiempo y dinero. Escogida la oposición que quieres aprobar, hay que seguir una serie de pasos seguros antes de ponerse con el temario, estos pueden definir el éxito o el fracaso en el propósito de ser un funcionario.

¿Suena bien? ¿Verdad? Desde Preparadores de Oposiciones queremos darles una serie de consejos a todos aquellos que estén en búsqueda de una salida laboral, estable, segura, de calidad, con un sueldo acorde su titulación.

Consejos para estudiar y aprobar unas oposiciones

Consejos para estudiar y aprobar unas oposiciones

1º. Analiza sobre tu situación personal

Unas oposiciones es un gran reto, hay que estar seguros que somos capaces después de unas preguntas que te puedes hacer tú mismo. ¿Qué obligaciones tienes en cuanto a familia, trabajo, amigos o pareja? ¿Cómo es tu día a día? ¿Te permite estudiar? ¿Tienes apoyo de tu entorno? …

También es importante que si te has preparado varias veces hagas un análisis sobre los fallos qué crees que cometiste, cómo puedes corregirlos o hacer todo lo posible para que no te afecten.

2º. Confía en la documentación oficial

A pesar de que algunos requisitos son comunes, cada una de las oposiciones tienen sus propias condiciones y unos condicionantes diferentes que pueden variar de un año a otro. Generalmente las pruebas consisten en pruebas orales y escritas, tests psicotécnicos, ejercicios prácticos de diversos tipos. Por lo tanto, es muy importante estar informado a través del BOE u otras fuentes y canales oficiales.

3º. Organiza. Planifica

Imagina una carrera de fondo, pues algo similar sucede con las oposiciones. Es vital realizar una planificación o estrategia de la preparación de oposiciones de la forma más coherente y realista, dedicando el tiempo suficiente a cada tema o prueba práctica.

4º. Utiliza técnicas de estudio

La importancia de las técnicas de estudio en las oposiciones son muy importantes para conseguir el objetivo de ser funcionario, las técnicas más adecuadas de estudio y asimilación intelectual son subrayados, resúmenes, mapas conceptuales, esquemas, reglas nemotécnicas, etc.

Cómo preparar unas oposiciones

Cómo preparar unas oposiciones

5º. Déjate asesorar por profesionales

Las oposiciones se pueden preparar por libre, eso está claro. Sin embargo, el apoyo y orientación por un centro especializado son pasos necesarios a la hora reforzar determinadas habilidades y competencias que no se terminan de dominar.

6º. Actitud positiva

Imaginemos una carrera de fondo en un mundial de atletismo, además de una preparación física es necesaria una mental. Unas oposiciones implican una dedicación intensa durante unos meses y por ello, conviene dosificar fuerzas y plantearse objetivos a corto, media y largo plazo, cómo además, unos premios de refuerzo durante todo el proceso de preparación.

study-1376492_1920

Consejos para aprobar una oposición

Aprobar una oposición no es tarea sencilla, requiere de mucha constancia, paciencia y, sobre todo, esfuerzo. Es normal que tengas momentos en los que creas que aprobarás y otros en los que te vengas abajo. Por eso es tan importante el esfuerzo y la paciencia. A continuación te daremos siete consejos que consideramos que debes tener en cuenta para aprobar:

Analiza tu situación, personal como opositora

Debes conocerte bien: Cuándo estudias mejor, cuándo rindes más, qué forma de estudiar te viene mejor… y también tu situación a la oposición dependiendo de cuándo vaya a haber oposiciones. En caso de que te quieras preparar una oposición, desde Preparadores de Oposiciones te recomendamos que lo compagines o que le dediques el tiempo completo, siempre teniendo en cuenta si hay fecha: ya sabes que preparar unas oposiciones conlleva mucho tiempo de dedicación detrás.

Planíficate y marca objetivos

Es muy importante tener una planificación y ser muy meticuloso a la hora de cumplirla, siempre siendo realista de tus objetivos y tu capacidad para estudiar. Así, lograremos tener todo el temario aprendido y repasado antes del día O.

archery-472932_1920

Reflexiona

Dedícate a reflexionar cómo te sientes, qué necesitas repasar más, etc. Sé sincero contigo mismo y adapta la planificación a estas reflexiones, siempre con el realismo y con el objetivo claro: Aprobar.

Dedícale tiempo a repasar

Está claro que es importante estudiar, pero es igual de importante repasar para memorizar todos los detalles y que la oposición te salga lo mejor posible.

clock-650753_1920

Mapas mentales

Una muy buena práctica para aprobar la oposición es hacer mapas mentales con los conceptos claves para tener claro su relación entre los mismo y, obviamente, para memorizarlos. ¡Ordenarás tus ideas!

woman-1169316_1920

Alguno de tus círculos, opositores

Puede parecer una tontería, pero rodearse de gente que también quiere aprobar la oposición es muy buena práctica: Os apoyaréis  y os animaréis los unos a los otros, además de que podréis compartir material, consejos y horas de biblioteca.

workplace-1245776_1920

¡Piensa en positivo!

Por muchos obstáculos que haya, piensa en positivo y que el esfuerzo será recompensado. Por eso es tan importante tener todos los días la meta clave para no desanimarse pero, como te hemos dicho al principio del artículo, es completamente normal tener momentos buenos y malos.

¿Se te ocurre algún consejo más?